Una de arena, Rosa

23 12 2007

Hace ya un año, la vida nos demostró lo injusta y perra que pude llegar a ser, arrancándote de nuestro lado. Se acabaron esos domingos de comida donde quedábamos y nos contábamos nuestras penas y alegrías. Se acabaron esas cenas donde celebrábamos cualquier evento que nos acontecía.

Ahora, un año después, se me ha hecho raro ir a verte y que no estuvieses, contarte como me va y que no me contestases, decirte que creo que me ha salido una arruga y no escuchar como te reías.

Te iba a traer flores, pero he preferido traerte a Bobi, un peluche que tenía en mi habitación y compré cuando te conocí. Estoy convencido de que te habrá gustado mucho más.

Puedo decirte que has logrado cambiar mi modo de vida, me hiciste ver que hay que aprovechar todos y cada uno de los momentos que se presenten. Pensando en que cada segundo cuenta y hay veces en que no se puede volver atrás. Las lágrimas de mis ojos no son capaces de expresar todo el agradecimiento que siento por los momentos tan buenos que pasamos juntos.

Bobi, pórtate bien que te dejo en buena compañía.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

24 12 2007
Noemí

Bobi seguro que estará bien… y esa persona, cuidará de él y de ti… Menos mal que hay recuerdos imborrables y gente irrepetible… pese a lo duro de la vida, es bello saber todas estas cosas y poderlas expresar… Ánimo!! Un besito!!

24 12 2007
Jelens

Entrañable regalo!
Le encantará el regalo y estará en buenas manos.
Seguro que donde esté, el regalo le habrá hecho mucha ilusión.
Saludetes

24 12 2007
mandawebos

Eso espero, que le haya hecho ilusión que fuera a verla.
Me hubiese gustado más haberle podido regalar a Bobi y dárselo en la mano, ver como ella se lo daba a su hijo y ver a Miguelito jugando con él.
Aunque ella no esté, su recuerdo siempre viaja conmigo.
:’-(




A %d blogueros les gusta esto: