La chispa de la vida

18 02 2009

Llevo unos dias intentando escribir esta entrada, pero no me salen las palabras.
No consigo que mis dedos dibujen mi estado de ánimo, que lejos de ser malo, está falto de ideas, falto de inspiración.
Ando buscando la chispa que tenía pero debí dejármela olvidada en algún bar de carretera, a los pies de un taburete rodeado de servilletas sucias.

Mi cuerpo pide más, mi mente pide menos, a mi día le faltan horas, qué se yo.
Pedí consejo y me dijeron que lo mejor en estos casos es bajar el cierre y olvidarme una temporada, pero sé que eso solamente aumentará mi desgana, terminaré dejándolo y sucumbiendo al olvido. Seré un vago recuerdo más en vuestras memorias, como el chaval ese que tenía un blog, que estaba mal de la cabeza y una vez hasta sorteó un felpudo. Sí, el tal mandawebos ese.

Pues ese mandawebos quiero volver a ser, ese que os sorprende con sus posts, con sus canciones de viernes, ese que os saca una sonrisilla con sus toques irónicos y sus brillantes desvaríos, ese que os comenta de vez en cuando con un brillo en su mirada.

Pero mientras tanto, debeis tener paciencia y seguir echándome de menos como lo habeis hecho hasta ahora.

Anuncios