Empezando de nuevo

6 01 2009

Por suerte terminó todo.
Ya han pasado las viscerales fiestas, las semanas cortas por los dias festivos, los dias de no trabajar o de salir antes, las cenas familiares, los incomodos compromisos sociales, la imperiosa necesidad de dar y recibir regalos, los atascos y aglomeraciones, las luces de las calles, los muñequitos de reyes y papa noel colgados en los balcones, los petardos de los cojones, el buen rollo postizo, los adornos navideños y las odiosas felicitaciones de paz y amor.

Señoras, señores, volvemos a la rutina de un año a estrenar. Un año que nos deparará sonrisas y lágrimas, que nos hará pasar frio y calor, que nos iluminará por el dia y se apagará por la noche.
Aparte de esto, recuerden algo importante, cuando escribamos una fecha, al final hay que poner 2009.

Anuncios




Rutina diaria

30 10 2008

Un dia te levantas, como cualquier otro y comienzas tu rutina.
Con los ojos cerrados sales de la habitación, vas a tientas hasta la cocina, te haces el colacao, lo metes al microondas, le pones 1 minuto, mientras se calienta vas al salón, te quitas el pijama, te medio vistes, vuelves a la cocina, te tomas el colacao, vas al baño, te lavas la cara, acabas de vestirte, te peinas, te lavas los dientes, te pones la chupa, te pones la mochila, coges el casco, apagas todas las luces y te vas.

¿Pero qué pasa si un dia esa rutina se rompe?
Por poner un ejemplo, la moto no arranca.

Piensas que no puede ser, lo intentas varias veces más, pones cara de gilipollas, te bajas, miras por si se hubiera soltado algún cable (¿?), te cagas en todos los santos del cielo, subes a tu casa, te quitas la chupa de la moto, dejas el casco, te pones una chupa normal, bajas y te vas corriendo hasta la parada del autobús.
Ah, y llegas tarde al curro.
Feliz jueves.