El adios

24 03 2009

Llevaba algún tiempo dándole vueltas y la decisión no ha sido fácil.
Quizá este post sea el más dificil que he tenido que escribir y convencido estoy de que no seré capaz de plasmar la sensación tan extraña que me recorre.
El sentirlo como una obligación, la falta de tiempo y porqué no decirlo, la falta de ganas, no han hecho más que acelerar un proceso que ya estaba embalsamado.

Dos años, si, dos años en los que he pasado muchos momentos, unos buenos y otros no tanto. Dos años en los que he tenido oportunidad de descubrir que hay gente ahí detrás a la que mis letras les servían de bálsamo. Dos años en los que he conocido gente que han sido algo más que simples blogs que visitaba a diario. Dos años en los que he crecido, he subido y ha llegado la hora de bajar, plantar los pies en el suelo y emprender una nueva etapa, la cual se me plantea con otros objetivos y algunas miras que requieren de toda mi atención.

En unos dias todo desaparecerá y pasaré a ser un vago recuerdo entre las mentes de los que un dia pasaron por aquí y dejaron su pequeño granito, que se descojonaron con mis tontunas, que sintieron mis desgracias, que sonrieron con mis canciones de viernes y que formaron parte de mí.
A todos ellos, a todos vosotros, gracias por todo, porque hicisteis mi existencia más agradable.

Pero es hora de recoger mis cuatro trapos, meterlos en la mochila e irme tal y como vine para dejarle el huequito a alguien que sea capaz de aprovecharlo mejor. No diré que es un adiós, pensaré que es un hasta luego, porque quien sabe si algún dia volvemos a vernos.
¿quién sabe?

EDITADO : Si alguien quiere ponerme verde o simplemente decirme adiós, durante un tiempo seguiré manteniendo la dirección de email. Prometo leerlos todos y contestar algunos 😉
mandawebos.blog@gmail.com





Lo que hay que ver

11 03 2009

Esto es España, bienvenidos a la verbena nacional, pasen y vean…
Y que luego nos miren mal a los de las motos, manda carallo!





Cibernauta, de nuevo

8 03 2009

Después de una larga agonía, de superar varias crisis de ansiedad y alguna que otra dolencia derivada, ya tengo internet.
Varias llamadas al servicio técnico, otras tantas incidencias abiertas, dos visitas del técnico a mi casa a revisar la instalación y la línea que no volvía.

Pero hace un rato, me da por mirar el portátil y creí estar delirando cuando he visto que tenía conexión.
Pincho sobre el firefox y ooooooooooooh! coñooooooooooo, que Google se abre ante mis ojos!

Que ya me funciona el ADSL!!!
Bien, lo estoy probando y de momento aguanta la presión, incluso hasta con la ilusión creo que va más rápido.

Y ahora me pregunto yo ¿quien coño ha sido el que ha tenido las luces de poner el pulsador en la posicion de ON?





La chispa de la vida

18 02 2009

Llevo unos dias intentando escribir esta entrada, pero no me salen las palabras.
No consigo que mis dedos dibujen mi estado de ánimo, que lejos de ser malo, está falto de ideas, falto de inspiración.
Ando buscando la chispa que tenía pero debí dejármela olvidada en algún bar de carretera, a los pies de un taburete rodeado de servilletas sucias.

Mi cuerpo pide más, mi mente pide menos, a mi día le faltan horas, qué se yo.
Pedí consejo y me dijeron que lo mejor en estos casos es bajar el cierre y olvidarme una temporada, pero sé que eso solamente aumentará mi desgana, terminaré dejándolo y sucumbiendo al olvido. Seré un vago recuerdo más en vuestras memorias, como el chaval ese que tenía un blog, que estaba mal de la cabeza y una vez hasta sorteó un felpudo. Sí, el tal mandawebos ese.

Pues ese mandawebos quiero volver a ser, ese que os sorprende con sus posts, con sus canciones de viernes, ese que os saca una sonrisilla con sus toques irónicos y sus brillantes desvaríos, ese que os comenta de vez en cuando con un brillo en su mirada.

Pero mientras tanto, debeis tener paciencia y seguir echándome de menos como lo habeis hecho hasta ahora.





On the road

18 01 2009

Pues si, nuevamente estoy on the road.
Y he de confesar que no ha sido tan facil como yo pensaba, que creí que con meter la llave, girarla de posición y apretar el botón de contacto iba a servir.

Después que ajustar el retrovisor, colocar el intermitente roto en su sitio y quitar algún trozo de carenado que estaba suelto, la moto no arrancaba.
Y digo arrancaba, porque tuve mi primera lección práctica de mecánica de la motocicleta autodidacta con éxito, como arrancar la moto con unas pinzas y no morir en el intento.

Con la ayuda del coche de un amigo, cogí las pinzas que compré una vez de estas que vas al super, las ves de oferta y las echas al carro pensando que quizá algún dia las necesites, y después de seguir al pié de la letra las instrucciones, pulso el botón y bendito sonido.
Broooooooooooooooom, broooooooooooooooooooooooooooommmmm!

Asique he recogido las herramientas, he subido a casa y después de un rato, he cogido la chaqueta, el casco, los guantes y he bajado a darme una vuelta en la moto.
Cuando he terminado, he aparcado y me he dado cuenta de que los nervios me han acompañado durante todo el trayecto y si no me llego a sentar un rato a ver la tele, se quedan conmigo a cenar.





Hoy quiero

16 01 2009

Hoy es un día atípico, apático, en el que no quiero hacer otra cosa que desaparecer.

Hoy quiero … esconderme del mundo, verlo girar desde fuera.
Hoy quiero … apretar los puños, que el viento me lleve lejos.
Hoy quiero … cerrar los ojos, quedarme inmóvil entre la gente.
Hoy quiero … dejarme llevar, escuchar mis pasos alejándose.
Hoy quiero … no pensar en nada, perder el sentido.
Hoy quiero … evadirme de este cuerpo, ser etéreo.
Hoy quiero … saltar al vacío, sin miedo a pegarme la ostia.
Hoy quiero … desatar emociones, soñar despierto.
Hoy quiero … estar cuerdo, mandarlo todo a la mierda.
Hoy quiero … hacerme bola, ser inmune a los sentimientos.
Hoy quiero … volver a ser pequeño, regresar al viente de mi madre para poder empezar de nuevo, de cero.





Nieve

9 01 2009

Son las 7 y suena el despertador, le doy una ostia, se apaga y me hago el remolón como todas las mañanas.
Diez minutos después estoy en el baño echando la primera meada.

Después del colacao, me visto, que más que vestirme es forrarme de ropa y bajo al garaje.
Arranco, abro la puerta, subo la rampa y … ¿coño, está lloviendo? ah no! que está nevando. Jejeejeeee como mola!

En cuanto las ruedas tocan el asfalto, empiezan a patinar, asique ya me empieza a molar menos. Avanzo por la calle despacio, muy despacio, pensando en si doy la vuelta al bloque y dejo la moto donde placidamente dormía unos minutos antes.
La circulación es densa pero no me preocupa, voy con tiempo y con estas condiciones prefiero no arriesgar.

Voy pensando que lo peor es en ciudad, que en cuanto salga a la autopista el suelo estará mojado pero con ir despacio arreglado. Llego a la rotonda, dejo que pasen un par de coches y a menos de 10 kms/h empiezo a hacer el cambio de sentido, veo que hay un coche patrulla cortando una de las salidas, pienso que debería dar la vuelta y meterme al garaje porque parece que la cosa va en serio.

Pero no me ha dado tiempo, dos segundos después mis carnes morenas reposaban sobre el carril izquierdo y la moto sobre el derecho.
Por suerte no venía nadie, asique entre el policia local, un camionero que ha llegado y un servidor, hemos levantado la moto, que no veas como pesa la japuta y la hemos llevado hasta la acera. Hala! Aqui te quedas aparcada.

Y allí estaba yo, bajo los copos que poco a poco iban volviendo blanco mi casco, recobrando el aliento, mirando la moto, el retrovisor partido, el carenado raspado, los intermitentes rotos y mientras intentaba calmar los nervios, he cogido mi orgullo dañado, mi cara de imbecil, mi dolor de pierna y me he puesto a andar.

No me han quedado más cojones que ser uno más de esa masa de gente que abarrotaba el vagón del tren.
Y he llegado, tarde, pero bien.

Para ser la primera no ha estado mal.

* ACTUALIZACIÓN DE ESTA TARDE

Si, lo que hay bajo la capa de nieve es la moto.
La pierna me sigue doliendo y sigue nevando.